Select Page

Aquí puede descargar la lección en pdf.

Se dice que el desarrollo del carácter es la obra más importante que jamás haya sido confiada a los seres humanos. Durante la siguiente hora exploraremos tanto nuestro privilegio como nuestra responsabilidad de asemejarnos al carácter de Cristo. Acompáñenos en esta poderosa hora de renovación personal mientras el Pastor Stephen Wallace nos lleva “De Gloria en Gloria”.

Me agrada verles otra vez, queridos amigos, muchas gracias por venir. Aprecio su presencia. Es un privilegio, es un honor estudiar diligentemente con ustedes la obra más importante que jamás haya sido confiada a los seres humanos. ¿Y cuál es esa obra? La construcción del carácter. La Educación, página 225 (del inglés). Y a propósito, es un requisito de este curso el que hayamos memorizado esta cita para cuando terminemos. Así que empiecen a estudiarla. La Educación, página 225. “La construcción del carácter es la obra más importante que jamás haya sido confiada a los seres humanos, y nunca antes ha sido su estudio diligente tan importante como ahora”. ¿Por qué es tan importante ahora? Porque el Rey viene pronto. Oh, lo creo, lo creo con todo mi corazón. Y todavía tenemos mucho qué hacer. Debemos predicar el evangelio a toda nación, tribu, lengua y pueblo. {Apoc 14:6} Y debemos preparar nuestras propias vidas. {Apoc 7:3, 14:7} Pero otra vez, el cumplimiento exitoso de ambas tareas depende de lo mismo ¿Y de qué depende? Del desarrollo de un carácter que se asemeje al de Cristo. ¿Por qué? Porque no podemos ser ni testigos eficaces del Rey, ni ciudadanos idóneos para el reino, a menos que seamos como el Rey en carácter. Y el propósito de este seminario es que estudiemos diligentemente los principios, los principios bíblicos, del desarrollo de un carácter cristiano.

Estamos procurando aprender cómo cooperar con el poder transformador del Espíritu Santo. No podemos cambiarnos nosotros mismos. Debemos ser cambiados. De gloria en gloria, como por el Espíritu del Señor {2 Cor 3:18}; de una etapa de desarrollo del carácter a otra. Pero aunque ése es un verbo pasivo, amigos míos, por favor tengan presente que en el proceso nosotros no somos pasivos. Oh no, tenemos que hacer un papel activo y cooperativo. No cambiándonos nosotros mismos sino contemplando la gloria ¿Amén? Al contemplar somos cambiados, cambiados a la semejanza de lo que contemplamos. Y es por esa razón que en nuestro último estudio nos hicimos la pregunta: ¿Cómo y dónde nos revela Dios su gloria? E hicimos la promesa de que consideraríamos siete lugares, siete maneras en las que Dios nos revela su gloria. Sí lo recuerdan, ¿verdad?

Ahora motívenme y díganme que se acuerdan del primero… ¿Cuántos cubrimos? ¿Tres o cuatro? Debimos haber cubierto cinco, pero se nos fue el tiempo. ¿Cuáles son los primeros cuatro lugares? Número uno, a la cabeza de la lista está, ¿quién? Cristo Jesús. Número dos, ¿dónde? En la ley. Sí, no se olviden de eso. No lo pasen por alto. Número tres, ¿dónde? En el santuario y sus servicios. Número cuatro, ¿dónde? En las Escrituras, en su totalidad, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Y en un momento consideraremos el lugar número cinco, y después pasaremos al lugar seis y al siete, si Dios quiere, y si tenemos suficiente tiempo. Pero aunque el tiempo es un factor, no nos atreveríamos a continuar sin primero hacer, ¿qué? Pausar para personalmente invitar al Espíritu de Dios a entrar en nuestro corazón. Queridos amigos, no puedo enfatizar en exceso la importancia de pedir y recibir el discernimiento espiritual que es nuestro por medio de la poderosa presencia del Espíritu Santo que quiere morar en nosotros. Él está a la puerta y está llamando. Él quiere entrar, pero no puede a menos que personalmente lo invitemos a entrar. Así que estemos un momento de rodillas para personalmente invitar al Espíritu de Dios a entrar en nuestro corazón. Y por favor acuérdense de mí en sus oraciones. Deseo sus oraciones.

Padre nuestro que estás en los cielos, te agradezco por la quietud de este Sábado de tarde. Te agradezco por este santuario en espacio y tiempo en donde podemos dejar a un lado todas las distracciones y ocupaciones de este mundo y enfocar nuestros corazones y mentes en Ti a través del estudio de tu palabra. Padre, sin embargo necesitamos, que nuestros ojos sean ungidos con colirio. Lo espiritual sólo se discierne espiritualmente y queremos contemplar la gloria, pero por naturaleza ni siquiera tenemos la capacidad de verla. Así que revélanos la gloria sobrenaturalmente. Y que lo que el Espíritu nos revele, el mismo Espíritu pueda restaurar en nosotros. Padre, yo… estoy tan agradecido por el privilegio de dirigir el estudio de tu palabra. Es maravilloso para mí el que hayas consentido usar este vaso de barro que sé que soy. Pero Señor, a pesar de mis incapacidades y mis imperfecciones, te ruego que me uses. Permite que sea un canal de bendición y verdad. Te pido que remuevas todo lo que pueda obstruir el flujo de verdad, y que limpies todo lo que pueda mancharla o contaminarla. Quiero ser un vaso limpio y vacío que Tú puedas llenar y usar de manera especial para traer bendición. Por favor Señor, haz eso mediante un milagro de gracia. Y que lo que puedas comunicar a través de mí encuentre corazones y mentes receptivas. Danos a cada uno de nosotros un corazón para conocerte, un corazón que pueda recibir y retener la impresión del Espíritu de Verdad, para que de esa manera podamos ser transformados a la semejanza de Aquél quien es la Verdad. Que podamos ser más como Jesús como resultado de haber pasado esta tarde en el estudio de Su palabra. Es nuestra oración en Su nombre y por amor a Él. Amén.

Estamos… ¿en qué página de nuestros libros? Página 9. Gracias. Página 9. Y lo que necesitamos hacer es rápidamente hablar del quinto lugar o manera en la cual Dios nos revela Su gloria. Y ésa es, amigos míos, en la historia y la providencia. Las Escrituras fue el último lugar que cubrimos, y éste es el registro histórico de comunicación entre Dios y la humanidad a través de la crisis del pecado. Y en todo lo que Él dice y hace en relación a la crisis del pecado, se revela Su carácter o Su gloria. Y al leer la historia bíblica, de paso, “historia” es “Su historia”, ustedes lo saben. Al leer la historia vemos la gloria, el carácter de Dios revelado en la historia bíblica. Pero lo que quiero que observemos es que Dios todavía se comunica con la raza humana pecaminosa. Y en Su relación con la humanidad caída y rebelde todavía vemos, aún después del final de la historia bíblica, todavía vemos Su carácter revelado. Y yo quisiera motivarlos a que buscaran, y debemos tener discernimiento espiritual para poder verlo, pero que buscaran evidencias del carácter de Dios como se revela en la manera en la que se ha comunicado con la raza humana aún después del final de la historia bíblica.

Y también quisiera pedirles que estén conscientes de que Su gloria se revela diariamente al relacionarse con nosotros. Providencia. En nuestra experiencia personal tenemos la oportunidad de ver que el Señor, el Señor nuestro Dios, es misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad. {Éx 34:6} ¿Amén? {Amén} Él perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado. {Éx 34:7} Vemos eso a diario. Y yo simplemente les desafío a que estén conscientes de eso, que contemplen eso, que contemplen Su gloria, y al contemplar seremos cambiados. Amigos, en este contexto, quisiera recomendarles que mantuvieran un registro de las intervenciones providenciales de Dios en nuestra vida. Que tuvieran un diario. Escríbanlas. ¿Acaso no es eso lo que Dios les mandó a los hijos de Israel que hicieran? {Dt 8:2-18} A menudo cuando Él hacía algo especial por ellos, les mandaba que levantaran un monumento, ¿no es así? ¿Cuál era su propósito? Era el de recordarles cada vez que lo vieran de cuán piadoso y bondadoso y misericordioso había sido con ellos. Y aún en las generaciones siguientes, cuando los nietos venían a visitar, quienes no habían pasado por esa experiencia personalmente, podían escuchar la historia, y al contemplar podían ser cambiados. Esto sobresale significativamente aquí en estas citas. El Camino a Cristo, página 87 (del inglés): “Dios nos habla mediante sus obras providenciales y por la influencia de su Espíritu Santo en el corazón. En nuestras circunstancias y ambiente, en los cambios que suceden diariamente en torno nuestro, podemos encontrar preciosas lecciones, si tan sólo nuestros corazones están abiertos para recibirlas”. ¿Se dan cuenta? Debemos estar despiertos, conscientes de estas cosas. “El salmista, trazando la obra de la Providencia divina, dice: ‘La tierra está llena de la misericordia de Jehová’ (Salmo 33:5). ‘¡Quien sea sabio, observe estas cosas; y consideren todos la misericordia de Jehová! (Salmo 107:43)”. Oh hermano, hermana, seamos observadores. Seamos sabios, y tomemos nota de las providencias de Dios en nuestra vida personal. Tomemos nota de ellas. Y no hay nada que pueda ser de mayor motivación para nosotros cuando pasemos por momentos difíciles, que sacar nuestro diario y leerlo para recordarnos de la bondad de Dios. Es para eso que el Señor mandó a que los hijos de Israel levantaran el Ebenezer. 1 Samuel 7, versículo 12, “Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso Eben-ezer, diciendo: ‘Hasta aquí nos ayudó Jehová'”. Eso es lo que debe ser nuestro diario: nuestro Ebenezer. Y al contemplar nuestro propio registro de las intervenciones providenciales a nuestro favor, al contemplar seremos cambiados ¿Amén?

Hay otra manera en la cual Dios nos revela Su gloria la cual debo señalarles. Y es en la naturaleza. El título de nuestro estudio es: “Para Gloria Mía los he Creado”. Por favor amigos míos, reconozcamos que Dios nos ha revelado su carácter en lo que ha creado. Es por eso que el salmista dice lo siguiente en Salmos 19 versículo 1: “Los cielos cuentan”, ¿qué? “La gloria de Dios”. Los cielos cuentan la gloria de Dios. No se olviden de usar la clave exegética que les dimos anoche. Cuando se encuentren con la palabra “gloria” piensen en, ¿qué? Carácter. De modo que en realidad, ¿qué nos está diciendo el salmista en este versículo? Las cosas que Dios ha creado nos hablan del carácter del Creador. Es un fenómeno que se reconoce fácilmente el hecho de que nuestras creaciones artísticas invariablemente revelan algo acerca de nuestro carácter. Invariablemente.

Permítanme darles una ilustración: Las pinturas de van Gogh. Bien, no soy un aficionado a las pinturas de van Gogh, pero las uso como manera de ilustración. Ustedes conocen a Vincent van Gogh, el pintor famoso. ¿Están familiarizados con sus pinturas? Sus primeras pinturas son impresionistas y son, ustedes saben, son las más atractivas de todas sus pinturas, su primer material. Pero es muy interesante, si ponemos sus pinturas en una línea, colocándolas cronológicamente en el orden que las pintó, se vuelven cada vez más raras y extrañas y surrealistas, hasta que finalmente son completamente grotescas, en mi opinión. Vincent van Gogh terminó su vida con el suicidio. Antes de hacerlo, se cortó la oreja y se la envió a un amigo. Es decir, este hombre verdaderamente tenía problemas mentales serios. Se estaba volviendo loco. Pero lo extraordinario es que podemos trazar su locura creciente en sus pinturas. ¡Uno puede darse cuenta! Uno puede darse cuenta de cómo su mente se estaba torciendo y corrompiendo, y uno puede entender por qué terminaría quitándose la vida. Sus pinturas son tan desagradables, tan deprimentes que para nada me sorprende que se haya suicidado. Ahora, esto es interesante. Hay diferentes especulaciones respecto de por qué se suicidó. Pero una de las más plausibles es que tenía la costumbre, como muchos pintores la tenían en esos días, de sostener su pincel en la boca para mantener la pintura húmeda. Cuando cambiaba de un color a otro en lugar de colocarlo abajo y dejar que se secara, lo sostenía en su boca. Y por supuesto, en esos días la pintura contenía cantidades altas de… {plomo} plomo. Y es muy probable que Vincent van Gogh se volviera loco envenenándose con plomo. Sin importar lo que causó la locura y finalmente el suicidio, lo que quiero decir es que sus producciones creativas gráficamente describen el deterioro de su mente. Su carácter está expuesto en sus lienzos.

Y queridos amigos, esto es esencialmente verdadero en relación al carácter del Artista Maestro y Creador ¿Amén? {Amén} Su carácter está expuesto en la creativa obra de sus manos. Es por eso que contemplamos la gloria de Dios en todo lo que ha creado. Romanos. Romanos capítulo 1, versículo 20: “Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa”. Qué fascinante el contexto en el cual Pablo escribe estas palabras. Aún los que no han tenido una revelación divina del carácter de Dios. De todas formas no tienen excusa porque Dios se ha revelado a ellos en todo lo que ha creado. La naturaleza nos habla del carácter del Creador. Ahora, es cierto amigos que la revelación está empañada y cicatrizada y manchada a causa del pecado. {Ed 16.3} Era perfecta en el Jardín de Edén antes de la caída del hombre. Pero Satanás, quien de paso, usurpó el principado del planeta Tierra… ¿Quién es el príncipe de este mundo… en el plan original de Dios? Adán, el hijo de Dios, así lo llaman las Escrituras. Pero Adán le vendió su principado a Satanás y Satanás se convirtió en el príncipe autoproclamado de este mundo. {Juan 12:31} Y una de las primeras cosas que procuró hacer fue manchar, empañar, distorsionar la revelación del carácter de Dios en las páginas de la naturaleza. Y se puso a trabajar en los laboratorios del infierno para inventar todo tipo de graffiti horrible para empañar la revelación de la gloria de Dios en la naturaleza. ¿Por qué era tan importante hacer eso? Porque, queridos amigos, si Satanás ha de mantenernos alejados de y en rebelión en contra de Dios, debe mantenernos engañados respecto del carácter de Dios. Así es como trajo la rebelión al corazón humano en primera instancia, mintiéndonos respecto del carácter de Dios. Y la única manera en la que puede mantenernos en rebelión es manteniéndonos engañados respecto del carácter de Dios, porque si vemos la verdad respecto del carácter de Dios, veremos que Dios es amor {1 Juan 4:8} y seremos atraídos de regreso a Él {Juan 12:32} ¿Amén? {Amén} De modo que esto no es algo sin importancia en la agenda de Satanás, y él está haciendo su mejor obra para asegurarse de que todo lugar y toda manera en la cual Dios ha revelado su gloria, sea empañada y distorsionada. Y eso es lo que ha estado haciendo en las páginas de la naturaleza por 6000 años.

Ésta es la razón por la cual las rosas tiene espinas feas. Les aseguro que ésa es la obra de Satanás. Enredarla con… como lo hace el hombre. Tenemos tantas cosas que han sido genéticamente modificadas. Si el hombre puede hacerlo, ¿no creen que Satanás puede hacerlo también? Por supuesto que sí. Y ha estado trabajando duro para distorsionar la revelación del carácter de Dios en las páginas de la naturaleza. Pero aunque ha logrado bastante, aunque… aunque la revelación de la gloria de Dios no es nada comparada con lo que era cuando Dios creó el planeta Tierra al principio, les aseguro, Su gloria todavía puede verse en las páginas de la naturaleza. Aunque las rosas tengan espinas, las rosas aún son hermosas. ¿Amén? {Amén} Y aún tienen una fragancia maravillosa. De hecho se usan en las Escrituras. La rosa de Sarón es un tipo de Cristo mismo. {RH, August 14, 1894 par. 9} Amigos, quiero animarles a que contemplen la gloria de Dios en las páginas de la naturaleza, y al contemplar serán cambiados. Mensajes Selectos, Tomo 1, página 291 (del inglés): “Las cosas de la naturaleza que hoy miramos nos dan sólo un débil concepto de la belleza y gloria del Edén. Sin embargo, el mundo natural, con voz inequívoca, proclama la gloria de Dios. En las cosas de la naturaleza, desfiguradas como están por la plaga del pecado, mucho de lo que es bello permanece. Alguien, omnipotente en poder, grande en bondad, en misericordia y en amor, ha creado la tierra, y aún en su estado marchito, inculca verdades en cuanto al hábil Artista Maestro. En este libro de la naturaleza, abierto ante nosotros, en las bellas y perfumadas flores, con sus variados y delicados matices, Dios nos da una expresión inconfundible de Su amor”. ¿Amén? ¿Qué es el carácter de Dios en una palabra? Dios es amor, y la naturaleza aún proclama, declara la gloria, el amor de Dios. El Hogar Cristiano, página 146 (del inglés): “Las cosas de la naturaleza son los ministros silenciosos de Dios, que él nos dio para que nos enseñen verdades espirituales. Nos hablan del amor de Dios y declaran la sabiduría del Artista Maestro”.

Amigos, se dan cuenta quizás mejor, dentro de este contexto, por qué la sierva del Señor, la mensajera de Dios para esta iglesia de los últimos días, tan frecuentemente nos exhorta en nombre de Él a vivir si es posible, ¿dónde? …en el campo. {CL 9.5} ¿Acaso no tiene mucho más sentido? Dios quiere que seamos beneficiados en toda manera posible. Él quiere que estemos expuestos a todo lo que revela Su carácter para que al contemplar seamos, ¿qué? Cambiados. Si vivimos en la ciudad, ¿a qué nos exponemos constantemente? A ver, vamos. A todo lo que es del mundo. A todo lo que fomenta y promueve los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida. {1 Juan 2:16} Todo lo que es artificial, todo lo que es carnal, constantemente bombardeándonos, y al contemplar somos, ¿qué? Cambiados. Cambiados a la semejanza de lo que contemplamos. Y a propósito, el consejo de vivir en el campo es aún más serio para aquellos que tienen hijos, quienes son más impresionables e influenciados por su ambiente. {CL 6.2} Oh amigos, hay gran sabiduría en vivir en el campo.

Ésta es precisamente la razón por la cual mi querida esposa y yo años atrás, en 1988… ¿Quién es matemático acá? ¿Hace cuántos años? 17, 18 ¿algo así? Dejamos los suburbios y nos mudamos a Montana. Fue lo mejor que hicimos por nosotros y por nuestros hijos. Y no fue al Montana ordinario. Nos mudamos a Glacier Park, Montana. Vivo a poca distancia a pie del Parque Nacional de Glacier. Vivimos en 20 acres dentro de la tierra del bosque del Estado. Y si vinieran a mi casa, y se sentaran en mi sala y se asomaran por la ventana, no verían ninguna estructura hecha por el hombre. Sólo verían la obra de las manos de Dios. Sólo verían mi establo donde tengo mis caballos y mi cabaña, pero ninguna otra estructura hecha por alguien más. ¿Entonces qué verían? Verían esos majestuosos árboles perennes apuntando su grandioso dedo al Creador y dándole gloria. Y luego, detrás de eso, verían las Montañas Rocosas coronadas de nieve, apuntando su dedo al Creador. Y sobre todo eso verían el gran cielo azul de Montana. Y ahora mismo se ve impresionantemente hermoso porque todo está cubierto de nieve. Y cada vez que veo todo esto alabo a Dios porque Él puede lavarnos y hacernos más blancos que la nieve. {Sal 51:7} Y cuando llega la primavera, todos los jardines de mi esposa florecen todos los jardines de mi esposa florecen y es extraordinariamente hermoso. Y si permanecen sentados en mi sala por suficiente tiempo, todos los animales de caza de Norteamérica. Tenemos antas, alces, venados, pumas, osos pardos, osos negros. De hecho, a veces vienen a nuestro porche y miran hacia adentro por la ventana. Oh puedo contarles historias tras historias, pero no puedo satisfacer ese deseo y llevarme todo el tiempo. Pero queridos amigos, no es sólo enormemente agradable y educativo, también es espiritualmente edificador. Quiero que sepan que uno puede recibir grandes bendiciones viviendo en el campo. Y también quiero que sepan que viene un tiempo en un futuro muy cercano en que será enormemente ventajoso vivir en el campo, y ser capaz de cultivar un poco de comida propia. Mmm….. hay mucho consejo sobre eso. {LDE 99.4} Por favor dense cuenta que todas estas cosas nos las dice un Dios que nos ama y que quiere lo mejor para nosotros ¿Amén? {Amén} Él quiere que tengamos todo beneficio posible. ¡Contemplemos la gloria!

Algunos de ustedes dirán, “Bueno yo no puedo vivir en el campo como usted. Tengo que ir a trabajar”. Bueno, ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? {Mt 16:26} Sí, debemos ser guiados por el Señor en estos asuntos, pero amigos, nuestra prioridad debería ser el asemejarnos a Cristo en carácter ¿Amén? {Amén} Así que démosle a nuestros hijos y a nosotros mismos todo beneficio posible para lograr eso, exponiéndonos a la obra de las manos de Dios.

Número 7. De todo lo que Dios creó, Su intención era que Su gloria, Su carácter fuera esencialmente revelado, ¿en dónde? En la humanidad. En nosotros, amigos míos. En la raza humana. Y éste es un concepto emocionante que quiero desarrollar con ustedes. Por favor analicemos esto juntos. Isaías 43, versículo 7, unas cuantas citas más abajo, ¿ya la ubicaron? Es un versículo maravilloso y contiene una verdad tan preciosa que tengo una carga enorme por que todos la entiendan, pero tengo una carga especial por que los jóvenes la entiendan. ¿Se dan cuenta que una de las principales causas de muerte entre los jóvenes de esta nación es el suicidio? Se encuentra entre las primeras. El suicidio. ¿Por qué es que tantos jóvenes en este país opulento, rico, y enriquecido de bienes y con necesidad de nada, se están quitando la vida? Tengo que concluir que es porque no entienden el valor de la vida. Nosotros no terminaríamos algo que percibimos como valioso, y precioso y que vale la pena. Sólo terminamos aquello que percibimos como falto de mérito, y sin valor alguno. ¿Están conmigo? Esto me lleva a la siguiente pregunta. ¿Por qué es que tantos jóvenes no reconocen el verdadero mérito y valor de la existencia humana? ¿Por qué? Porque muchos no entienden el propósito de la existencia humana. Ahora síganme en esto.

¿Qué le da valor a la existencia humana? El propósito de la existencia humana. Si la vida no tiene un propósito, entonces la vida no tiene valor. ¿Están siguiendo esta lógica? No se pierdan. ¿Qué determina el propósito de la existencia humana, que a su vez determina el valor de la existencia humana? Es nuestro entendimiento del origen de la existencia humana. ¿Estamos de acuerdo? Inevitablemente nuestro entendimiento del origen de la existencia humana influirá y determinará directamente nuestro entendimiento del propósito de la existencia humana, lo cual por consiguiente influirá directamente en nuestro entendimiento del mérito y valor de la existencia humana. ¿Se dan cuenta de eso? Ahora, ¿qué se les está enseñando a los jóvenes de nuestra nación respecto del origen de la existencia humana? ¿Qué se les está enseñando? Se les está enseñando que son simplemente el producto del tiempo y de un accidente, que llegaron a ser por casualidad, billones de años atrás, cuando hubo un revuelo en el lodo primordial y… de alguna manera la vida llegó a existir.

Ahora, esto solía llamarse la teoría de la evolución. Ya no se presenta como una teoría, se presenta como un hecho. Y aunque la maestra de ciencias no puede mostrarles dentro del laboratorio cómo ocurrió, se supone que ellos deben de creerlo. Y esta pequeña ameba que accidentalmente llegó a tener vida con el paso del tiempo, y a propósito, ¿se han dado cuenta cómo siguen agregándole más tiempo a la historia? Esta pequeña ameba se volvió más sofisticada y le salieron espigas que se convirtieron en aletas. Y después de billones de años, cierto grupo de ellas decidió que estaban cansadas de nadar en el agua y querían caminar sobre la tierra así que se salieron del agua. Ahora, ¿cómo hicieron eso? Nadie nos puede decir. ¿Cómo las branquias se convirtieron en pulmones? ¿Cómo las aletas se convirtieron en piernas? Nadie nos puede decir pero se supone que debemos creerlo. A propósito queridos amigos, se requiere mucha más fe para creer en la teoría de la evolución que la que se requiere para creer en la historia de la creación. {Amén} Insisto en eso. Y cuando un científico les diga, “tienes que despojarte de tu cerebro para creer en el relato bíblico de la creación”, simplemente díganle, “bueno es mucho más desafiante para mí y para mi cerebro aceptar la teoría de la evolución que la historia de la creación”. Y a propósito, hay un gran número de evolucionistas que están renunciando a esta teoría porque ya no pueden inteligentemente argumentar a favor de ella. Las evidencias en su contra son abrumadoras. Y si no se habían percatado de eso les desafío a que investiguen por su cuenta. Todo este concepto de un diseñador original, al cual no llaman Dios, se está aceptando cada vez más, aún entre los científicos no creyentes, porque no se puede explicar de otra manera el origen de la compleja vida. No se puede.

Ahora, de este grupo que decidió dejar de nadar y empezar a caminar sobre la tierra, después de muchos billones más de años, ciertas agrupaciones se volvieron un poquito más sofisticadas y algunas de ellas evidentemente decidieron que caminar en cuatro patas en realidad ya no era divertido, así que empezaron a caminar en dos… en posición vertical. Con el paso del tiempo se les cayó más y más pelo y adquirieron más y más inteligencia hasta que finalmente, ¡aquí estamos amigos! Nos llevó bastante tiempo, pero llegamos. Como alguien una vez dijo, “De la masa pegajosa al zoológico, y luego a nosotros”. Ustedes saben… nos reímos. Nos reímos, pero deberíamos de llorar. ¿Por qué? Síganme en esto. Si ése es nuestro entendimiento del origen de la existencia humana, ¿cuál será entonces nuestro entendimiento del propósito de la existencia humana? Vamos, razonemos juntos ¿Cuál será? Si sólo llegamos aquí como resultado del tiempo y por casualidad, y si llegamos aquí bajo el principio de la supervivencia de… los más idóneos, entonces, ¿cómo vamos a permanecer aquí? Bajo el mismo principio. Tendríamos que preocuparnos sólo por, ¿quién? Por uno mismo. Y si sólo estoy aquí por casualidad y por el paso del tiempo, entonces, ¿cuál es el propósito de mi vida? Se va a acabar muy pronto. Comamos, bebamos y estemos alegres porque mañana… nos moriremos. {1 Cor 15:32} ¿Me explico? ¿Se dan cuenta? Ahora, pobres mentes adolescentes, quizás no han analizado esto lógicamente, pero subconscientemente los han llevado a pensar eso, por lo que se les ha enseñado respecto de su origen. La vida no tiene propósito salvo por el placer que podamos obtener de ella. Y tendremos que lidiar con quien sea que amenace nuestro placer. Y cuando todo se vuelva miserable de verdad, ¿por qué no terminarlo todo? Y miles hacen eso cada año. Miles hacen eso cada año.

¿Qué es lo que necesitan entender urgentemente, queridos amigos? ¿Qué es lo que necesitan llegar a conocer urgentemente? La verdad de Isaías 43, versículo 7. Escuchen: Aquí tenemos la preciosa verdad, no sólo respecto del origen de la existencia humana, sino también respecto del propósito de la existencia humana. ¡Escúchenlo! Escúchenlo: “Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado”. ¿Amén? {Amén} Hermano, hermana ¿somos producto del tiempo y estamos aquí por casualidad? ¿Es así? ¡No! ¡Mil veces no! Somos la obra de las manos de un Dios Creador personal. Quien nos creó con un propósito muy específico y precioso, alto, y con un destino santo ¿Cuál es? Para gloria de Él. ¡Maravilloso! Piénsenlo. ¿Cuál es la gloria de Dios? Es Su carácter. Síganme en esto. Por favor entiéndanlo. Dios existe en gloria infinita, y por consiguiente trasciende la capacidad del ser más inteligente del universo, quien no la comprende en su totalidad. Por definición, Su gloria no puede medirse, y sin embargo, Él constantemente trata de revelar cosas comprensibles sobre Su persona a los seres inteligentes del universo. ¿Por qué? Porque conocerle es amarle, Y mientras más le conozcamos, más le amaremos. Es por eso que Él siempre está tratando de revelar Su gloria a los seres inteligentes del universo, revelarla más y más completamente, y de maneras comprensibles. Entra la raza humana, deseada por Dios, sigan este pensamiento, deseada por Dios para que fuera el “elemento modelo” para que el universo entero observara, y pudiera discernir más profunda, amplia y grandemente y con mayor precisión y madurez el carácter del Creador. ¿Por qué? Porque Él creó esta raza a Su imagen, según Su semejanza. {Gn 1:26} Oh amigos, ¿se dan cuenta del propósito de la existencia humana? ¿Se dan cuenta del valor que se le da a la existencia humana? Recuerden, el propósito determina el valor. No somos el producto del tiempo ni estamos aquí por casualidad, somos la obra de las manos de un Dios Creador personal, quien nos creó para revelar, al universo entero, más a plenitud quién es Él. ¡Qué destino! Qué destino… Con razón Satanás estaba tan increíblemente ansioso de echar a perder la raza humana y distorsionar la revelación, para fomentar sus mentiras respecto del carácter de Dios.

Escuchen: Review and Herald, 11 de febrero, 1902 “Todo el cielo se interesó profunda y gozosamente en la creación del mundo y del hombre. Los seres humanos constituían una clase nueva y distinta”. ¿Qué éramos nosotros, amigos? Éramos una clase nueva y distinta. ¿En qué forma? “Fueron hechos”,¿cómo? “a imagen de Dios”. Se corre la voz a través del universo entero. ¡Oigan, escuchen! ¡Miren! Dios está por crear una clase nueva y distinta de seres a Su imagen. ¿Quieren entender mejor cómo es Dios? Miren lo que está por crear en el planeta Tierra ¡Miren!

Comentario Bíblico, Tomo 6, página 1105 (del inglés): “La gloria de Dios debe ser revelada en la creación del hombre a la imagen de Dios…” Queridos amigos, ésta es la razón, esto es precisamente por qué Dios nos creó a Su imagen, según Su semejanza en todas las dimensiones de nuestro ser. Por favor vayamos a Génesis. Oh, si sólo tuviéramos más tiempo para desarrollar este concepto. Pero al menos debo tratarlo brevemente, y les desafío a que piensen en esto más profundamente. Génesis capítulo 1, versículo 26. Escuchen esta conversación extraordinaria que tenemos registrada. Ésta es la conversación entre la Divinidad mientras hablaban de sus planes para crearnos. ¿Qué dicen? Versículo 26. “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre”, ¿cómo? “A nuestra imagen”. ¿Qué tipo de pronombre es ése, amigos? Es un pronombre plural. ¿Quién está hablando aquí? La Divinidad. Las tres personas de la Divinidad. Esa palabra, “entonces dijo Dios”, en hebreo es “Elohim” y “Elohim” es el plural de Dios. Si no lo creen, investíguenlo. “Elohim” es el plural de Dios. Creemos que Dios es uno, pero uno por estar perfectamente unidos, no uno por ser singular. ¿Lo entienden? La singularidad de Dios está en Su perfecta unidad, no en ser una persona, sino uno en Espíritu, uno en propósito. Ésa es la singularidad de Dios. Y Dios, quien es una pluralidad, ¿cómo es que crea al hombre? “Hagamos al hombre a nuestra imagen”. ¿Cómo los crea? Versículo 27, “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. ¿Qué tipo de pronombre es “los”? Un pronombre plural. Bueno, ¿ven un paralelismo aquí? ¿Lo ven? Y a propósito, a estos dos, varón y hembra, les dio la capacidad de convertirse en, ¿qué? En uno. ¿Uno por ser singular? ¿Nos convierte el matrimonio en una persona amalgamada? No, uno por estar, ¿qué? Perfectamente unidos. Y a través de esa unión tienen la capacidad de hacer, ¿qué? De procrear a su imagen y traer a un tercero a esa unidad. ¿Qué vemos aquí? Un hermoso tipo de Divinidad. ¿Amén? {Amén} Aún en la dimensión social de nuestro ser Dios nos ha creado a su imagen al crearnos como una pluralidad con una naturaleza social y con un deseo de estar en unidad. Y la familia, el matrimonio, han de revelar la gloria de Dios. ¿Amén? {Amén} Han de manifestarle al mundo la hermosa unidad que viene a través del amor… la unión de amor que puede ser nuestra en Cristo Jesús.

Dios nos creó a su imagen, según su semejanza no sólo socialmente, sino también espiritualmente, mentalmente y físicamente. Espiritualmente nos dio facultades como las de Él mismo: la capacidad de entender y apreciar las cosas de Dios; la capacidad de estar en comunión con Dios, de escuchar Su voz, de responderle a través de nuestra conciencia. Éstas son facultades espirituales. Mentalmente somos a la imagen de Dios. Tenemos facultades como las de Dios, la capacidad de razonar, la capacidad de recordar, la capacidad de elegir libremente. Tenemos libre albedrío, el cual, de paso, es esencial para que seamos capaces de desarrollar un carácter. Por amor a Dios, debemos ser capaces de elegir hacer lo correcto para asemejarnos a Cristo en carácter.

Ahora, físicamente, por favor entendamos que aún físicamente Dios nos creó a su imagen, según su semejanza. Esto es importante. Denme un momento para hablar de esto. Nosotros… por favor entiendan, en nuestro ser físico, fuimos creados para revelar la forma de Dios quien es Espíritu. Dios no es, a menos no era de carne y hueso como nosotros, al momento de la creación. Ahora lo es, ¿no es así? En la persona de Cristo Jesús. Cuando el Verbo se hizo carne {Juan 1:14}, asumió nuestro físico de carne y hueso, y todavía lo tiene, ¿y por cuánto tiempo lo tendrá? Para siempre ¡Increíble! Más adelante hablaremos más de eso. Alabado sea su nombre. ¡Qué sacrificio!

Pero en ese tiempo, antes de la encarnación, Dios aún tenía forma, aunque era Espíritu. Y queridos amigos, fuimos creados para revelar esa forma. Es por eso… que la Biblia habla de la mano de Dios, la boca de Dios, el ojo de Dios, la oreja de Dios, …habla del caminar de Dios, de su sentarse. Estos son más que antropomorfismos. Ésta es una palabra grande. ¿Qué es antropomorfismo? Es el intento del hombre de conceptualizar a Dios, atribuyéndole características humanas. Hay muchos que sugieren que cuando la Biblia habla de la boca de Dios, no quiere decir que Dios tiene boca. Es el hombre quien trata de conceptualizar a Dios y por lo tanto dice que tiene boca. No amigos míos, Dios tiene boca. Aunque es Espíritu, tiene forma. Y esa forma tiene una boca y Él habla a través de esa boca. ¿Cómo es que sé eso? Porque nosotros tenemos boca y fuimos creados a su imagen. {Gn 1:26} Pero lo que para mí lo afirma es el hecho que Jesús tenía boca. Y Jesús dijo, “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre”. {Juan 14:9} ¿Amén? {Amén} Jesús era la revelación de la gloria del Padre no solamente en carácter, sino también en forma, en persona. Su imagen gloriosa, Su semejanza gloriosa fue lo que se reveló en la persona de Jesús, aún en su cuerpo físico.

Y queridos amigos, ustedes y yo… ¡por favor síganme en esto! Ustedes y yo somos llamados por Dios para glorificar a Dios en, ¿qué? Tanto en nuestro cuerpo como en nuestro espíritu, los cuales son de Dios. {1 Cor 6:20} ¿Entienden mejor, dentro de este contexto, por qué las Escrituras dicen, “Si, pues, coméis o bebéis, hacedlo todo para la gloria de Dios”? {1 Cor 10:31} ¿Qué son el comer y el beber? Son hábitos de nuestro estilo de vida. ¿Afectan nuestra condición física? ¿La afectan? Vamos, ¿la afectan? Sí, por supuesto que la afectan. Y queridos amigos, los que de verdad aman a Dios y los que quieren decir cosas hermosas y verdaderas de quién es Él, en todas las dimensiones de su ser, por amor a Cristo estarán deseosos de comer y beber para Su gloria ¿Amén? {Amén} Para que en todos nuestros hábitos, aún en nuestros hábitos de nuestro estilo de vida, podamos decir cosas tan hermosas y verdaderas como nos sea posible tomando en cuenta nuestra condición manchada por el pecado, respecto de cuán bien se ve Dios aún en nuestros cuerpos físicos. ¿Amén? ¡Sí! Es por eso que tenemos el mensaje de la salud. Quería escuchar más de un “amén”. ¡Vamos! Es por eso que tenemos el mensaje de la salud. {¡Amén!} Y es por eso que deberíamos amar y apreciar y poner en práctica el mensaje de la salud. {Amén} Porque, en su totalidad, el mensaje de la salud es sobre aprender a comer y beber para la gloria de Dios.

¿En qué es en lo que todos nos ocupamos? En comer y beber para satisfacer al yo, y es obvio. Vamos. Les estoy hablando a ustedes directamente. Le hemos causado estragos a nuestro cuerpo físico. Y no estoy hablando solamente de tener exceso de peso. Y no estoy dirigiendo mi atención a alguien en particular. Queridos amigos, estamos mucho más decrépitos y dañados de lo que deberíamos estar. ¿Saben lo que se escribió de los Adventistas del Séptimo día en la revista National Geographic hace tiempo atrás? ¿Lo saben? En la revista National Geographic, se presentó un artículo… sobre los Adventistas del Séptimo día.

{http://ngm.nationalgeographic.com/ngm/0511/sights_n_sounds/index.html}

¿Por qué? ¿Por qué lo presentaron? Porque vivimos cerca de siete años más que el americano promedio. Y nos sentimos tan orgullosos de nosotros mismos. Nos estamos dando palmaditas. Deberíamos estar avergonzados de eso. Deberíamos vivir mucho más que la persona promedio. Queridos amigos, si así fuera, no sólo tendríamos una ocurrencia de muerte más baja a causa de enfermedad, no moriríamos a causa de enfermedad. Moriríamos de una causa muy rara la cual sería la vejez. Y si no lo creen, lo siento pero eso está basado en la Biblia. No hay promesa de ninguna de estas enfermedades. {Éx 15:26} Y si viviéramos en armonía con las leyes de nuestro ser físico, si de verdad abrazáramos el mensaje de la salud, ustedes y yo nos destacaríamos por ser muestras físicas de cuán bueno es estar bajo el Señorío del Dios que nos ama. Deberíamos ser carteleras físicas que le dijeran al mundo entero “es bueno pertenecer a Jesús”. {Amén} “Es bueno estar bajo Su Señorío”. Nuestros cuerpos físicos deberían dar evidencias innegables de eso. ¿Amén? {Amén} Que Dios nos ayude a amar, a apreciar y a vivir el mensaje de la salud. {Amén} Fuimos creados para revelar la gloria de Dios en todas las dimensiones de nuestro ser. Amigos míos, que Dios nos ayude a darnos cuenta de nuestro destino. Que Dios nos ayude a darnos cuenta de nuestro destino.

La Educación página 20, a la cabeza de la página 11. “Creados para ser la ‘imagen y gloria de Dios’ Adán y Eva habían recibido capacidades dignas de su elevado destino. De formas graciosas y simétricas, de rasgos regulares y hermosos”, ¿de qué estamos hablando? De su naturaleza física. “…de rostros que irradiaban los colores de la salud, la luz del gozo y la esperanza, eran en su aspecto exterior la imagen de su Hacedor”. ¿En dónde? Exteriormente. Sigamos leyendo: “Esta semejanza no se manifestaba solamente en su naturaleza física. Todas las facultades de la mente y el alma reflejaban la gloria del Creador” ¡Increíble! Todas las facultades de la mente y el alma reflejaban la gloria del Creador. Ésa es la forma en la que Dios nos creó. Hay algo más que debo señalar. Para cumplir este destino maravilloso ordenado por Dios, de revelar Su gloria, Dios no sólo nos dio un cumplido total de facultades semejantes a las de Dios, pero más aún nos equipó y nos benefició al escribir Su ley. Al escribir, ¿qué, alumnos? Su ley en cada nervio, cada fibra, cada facultad de nuestro ser. La ley es el trasunto del carácter de Dios. {COL 305.3} Y cuando Dios crea algo con sus dedos, esos dedos inevitablemente escriben Su ley, la cual es amor, sobre lo que crea. Observen lo que dice la pluma inspirada… observen lo que dice la pluma inspirada: La Colección de Spalding y Magan, página 40 (del inglés): “La ley de Dios está escrita por su propio dedo en cada nervio, cada músculo, cada facultad que ha sido confiada al hombre. Estos dones le fueron otorgados, no para abusar de ellos, corromperlos y degradarlos, sino para ser usados para darle honor y”, ¿qué? “gloria a Dios…” gloria. Todas esas facultades semejantes a las de Dios fueron programadas previamente por Dios, por medio de la escritura de Su ley sobre ellas, para operar y para funcionar de una manera semejante a Dios. Les pregunto ¿qué más pudo haber hecho Dios para capacitarnos para cumplir nuestro destino? Nos dio todo.

Lo necesitamos. Sin embargo, tengan cuidado, cuando digo que Su ley fue escrita en cada nervio, cada fibra, cada facultad para que estuvieran pre-programadas para funcionar de una manera semejante a Dios, ¿estoy sugiriendo que fuimos programados previamente como un robot, sin tener la capacidad de hacer nada salvo… lo que Dios nos programó para hacer? No, tenemos libre albedrío. Podemos elegir quebrantar esa ley que fue escrita no sólo en cada nervio, cada fibra, cada facultad sino también en las tablas de carne de nuestro corazón. Podemos elegir rebelarnos en contra de eso, y trágicamente eso fue lo que hicimos, pero esas son las malas noticias de las que hablaremos después. Sin embargo, lo que estoy diciendo es que fuimos programados previamente en el sentido de que por naturaleza no teníamos ninguna inclinación a desobedecer. Nos sentíamos totalmente inclinados a vivir en armonía con el Dios Creador que nos hizo. Puesto que éramos gobernados por la misma ley, la cual en una palabra es… ¿qué? Amor, la cual gobernaba el corazón del mismo Dios. Y siempre que, queridos amigos, siempre que elijamos, no se pierdan, siempre que elijamos ejercitar y desarrollar esas facultades semejantes a las de Dios en armonía con la ley que fue escrita sobre ellas, ¿cuál era nuestro potencial de revelar la gloria de Dios? ¿…de cumplir nuestro destino? ¿Cuál era nuestro potencial? Esto es emocionante. Síganme. ¿Cuál era nuestro potencial? Escuchen esta declaración extraordinaria. La Educación, página 15, la tercera cita de la página 11 ¿Están ahí? “Cuando Adán salió de las manos del Creador, llevaba en su naturaleza física, mental y espiritual, la semejanza de su Creador – la semejanza de su Hacedor. Creó Dios al hombre a su imagen, Génesis 1:27, con el propósito de que…” escuchen atentamente. “Con el propósito de que, cuanto más viviera, más plenamente revelara esa imagen -más plenamente reflejara la gloria del Creador”. Pausemos.

¿Hasta cuándo deseaba Dios que viviéramos? {Para siempre} Para siempre. ¿Y cuál era la intención de Dios? ¿Cuál era el propósito? Que cuanto más viviéramos, más plenamente reveláramos Su gloria. En otras palabras, Dios nos dio facultades con un potencial absolutamente ilimitado para desarrollarse. ¿Escuchan lo que les estoy diciendo? Y les digo esto con la autoridad que tiene la pluma inspirada. No lo estoy inventando. Dios nos dio facultades con un potencial ilimitado para seguir a través de las interminables edades de la eternidad de gloria en gloria en gloria para siempre, acercándonos a la infinita semejanza gloriosa de nuestro Creador. {Alabado sea el Señor}

A propósito, ¿cuánto tiempo nos lleva acercarnos al infinito antes de llegar? Vamos… pongan su cerebro a trabajar. ¿Cuánto tiempo nos lleva acercarnos al infinito antes de llegar? Para siempre ¿Cuán glorioso es nuestro Creador? Es infinitamente glorioso. Por lo tanto, Dios nos creó con la capacidad de seguir acercándonos más plenamente y libremente a la infinita semejanza gloriosa del Creador, pero siempre con un futuro infinito de crecimiento adelante. {Amén} ¡Qué destino! No hay nada mejor que eso. {Amén} ¿Amén? {Amén} No hay nada mejor que eso. Qué propósito tan elevado y santo para la raza humana. De regreso a nuestra declaración: Su propósito: “Creó Dios al hombre a su imagen con el propósito de que, cuanto más viviera, más plenamente revelara esa imagen -más plenamente reflejara la gloria del Creador. Todas sus facultades eran susceptibles de desarrollo; su capacidad y su vigor debían”, ¿qué? “…aumentar continuamente…” Sin límites, sin límites. Pero, ¿cuál era la condición para que se realizara este destino maravilloso? Siguiente renglón: “Si hubiese permanecido leal a Dios… Habría cumplido cada vez más cabalmente el objeto de su creación; habría reflejado cada vez más plenamente la gloria del Creador”. ¿Cuál era la condición, queridos amigos? Obediencia a esa ley que estaba escrita en las tablas de carne de su corazón. Pero en realidad eso es lógico ¿Qué es la ley? El trasunto del carácter de Dios. {COL 305.3}

¿Cómo podemos revelar el carácter de Dios si nos vamos a rebelar en contra de lo que es su trasunto? ¿Me están escuchando? Y aquí fue donde fallamos, ¿no es así? Aquí mismo. Trágicamente el hombre no eligió permanecer leal… a la ley que estaba escrita en las tablas de carne de su corazón. Y qué terrible consecuencia que ustedes y yo estamos viviendo hoy. Y en nuestro estudio siguiente, necesitamos ver las malas noticias de esta falla. Y debo advertirles que nuestro estudio siguiente no va a ser placentero. Nunca es divertido considerar malas noticias, entonces ¿por qué no nos lo saltamos? Saben, de vez en cuando me siento tentado a hacerlo. Pero no puedo resolverme a hacerlo ¿Por qué? Escúchenme. Nos resultará imposible apreciar las buenas noticias hasta que entendamos las malas noticias. Lo hermoso es que el plan de salvación nos ha comprado, y ha redimido para nosotros una vez más, nuestro maravilloso destino ordenado por Dios que por el pecado ahora está cancelado. El propósito entero del plan de salvación es hacer posible una vez más el acercarnos más de gloria en gloria a través de las interminables edades de la eternidad a la infinita semejanza gloriosa de nuestro Creador, y ahora también nuestro Redentor ¿Amén? {Amén} Ése es el propósito entero del plan de salvación. Pero queridos amigos, no podemos apreciar esa provisión de gracia maravillosa hasta que reconozcamos cuál es nuestra condición natural a causa de la caída. Las buenas noticias son tan buenas como las malas son malas. Muéstrenme a alguien que no entienda cuán desesperanzado y desamparado está a causa de la caída, y yo les mostraré a alguien que no puede entender o apreciar la esperanza y el amparo que es suyo a través de la salvación en Cristo Jesús. Así que por favor queridos amigos, resistan la tentación de irse a casa. A pesar de que nuestro estudio siguiente no va a ser divertido, es necesario. Pongámonos de pie.

Padre nuestro que estás en los cielos, te agradezco tanto por tu maravilloso propósito al crearnos. Cuán extraordinario es darnos cuenta de que nos creaste para tu gloria. Tu intención era que fuéramos un elemento modelo para que el universo entero observara y sacara conclusiones hermosas y precisas respecto a quién eres Tú. Por eso nos creaste a tu imagen, según tu semejanza, una clase nueva y distinta. Por eso nos equipaste con facultades semejantes a las tuyas, y escribiste tu ley en cada nervio, cada fibra, cada facultad. Qué destino tan maravilloso, qué potencial ilimitado teníamos al momento de la creación. Pero Padre, lo cancelamos todo al elegir rebelarnos en contra de tu ley. Pero estoy tan agradecido, estoy tan agradecido que a pesar de eso, aún nos amas y a un precio infinito para Ti, hiciste posible que una vez más pudiéramos realizar nuestro destino ordenado por Dios, cancelado por el pecado, pero ahora rescatado con sangre. Todavía podemos ser cambiados de gloria en gloria. Todavía podemos, por Jesús, seguir a través de los eones de tiempo ilimitado acercándonos a la infinita semejanza gloriosa de tu Persona. Padre por favor, ayúdanos a aceptar esta provisión preciosa y costosa para que eso sea posible. Oh Padre, permanece con nosotros al seguir estudiando. Ayúdanos a entender estas cosas pero más importante aún, ayúdanos a experimentarlas en nuestras vidas personales, es nuestra oración en el nombre de Jesús. Amén.

Si usted desea, usted puede enrollar la traducción y leerla mientras que mira el video. Si usted interrumpe su estudio en cierto minuto y si usted perdió su lugar en la traducción, puesto simplemente en CTRL-F (APPLE-F) pocas palabras usted acaba de escuchar. La búsqueda le traerá exactamente allí, enseguida.

Email, Print, Bookmark, or Share
  •  
  •   
  •  
  •  
  •  
0

Your Cart